El pleno de la Suprema Corte de Justicia rechazó declinar a la jurisdicción del Distrito Nacional el caso seguido a los implicados en el asesinato de la adolescente embarazada Emely Peguero.

El alto tribunal de justicia tomó la decisión de rechazar la demanda interpuesta por la imputada Marlin Martínez, a través del abogado Cándido Simón Polanco, por considerarla improcedente, mal fundada y carente de base legal.

Asimismo, la Suprema Corte dispuso que el Juzgado de la Instrucción de San Francisco de Macorís continúe con el conocimiento de la solicitud de apertura a juicio en contra de los implicados.

Con la demanda de la declinatoria, la defensa de Marlin Martínez buscaba que el caso fuera conocido en el Distrito Nacional u otro lugar que la Suprema Corte estimara pertinente, por sospecha legítima.