La Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia convirtió esta tarde en definitiva la sentencia que condena a 30 años de prisión al empresario del transporte Blas Peralta, por el asesinato del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet.

El tribunal, presidido por la magistrada Miriam Germán Brito, e integrado por Hiroito Reyes y Frank Soto, tomó la decisión tras rechazar un recurso de casación presentado por el imputado, a través de su abogado Miguel Valerio.

En la audiencia, cuyo fallo había sido reservado por el tribunal, el Ministerio Público había pedido confirmar en todas sus partes la sentencia dictada por los jueces de la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que ratificó la condena dictada por los jueces del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional.

Se recuerda que el abogado de Blas Peralta, Miguel Valerio, había solicitado al tribunal anular la sentencia dictada por la Corte de Apelación y ordenar la celebración de un nuevo juicio por ante un tribunal distinto al que emitió la sentencia en primera grado.