LA TORRE, LA VEGA.-La deficiencia en el suministro de medicamentos, la negligencia que muestra el personal médico y de enfermería llegando tarde en horas laborables, así como el deterioro progresivo de la instalación donde funciona la Policlínica Rural La Torre, en La Vega; es queja permanente de quienes acuden en busca de asistencia de salud, por lo que, piden la intervención de la ministra de salud, doctora Altagracia Guzmán Marcelino.

De acuerdo a personas que asisten al señalado centro asistencial, no hay medicinas, ni siquiera antitetánicas “Gamma” que se utiliza en pacientes que han sido mordidos por animales caninos (perros, gatos) y ni hablar de hilos para saturar, jeringas, antibióticos, jarabes, calmantes y otros medicamentos que son de prioridad para que la población humana pueda calmar sus dolencias.

La queja más frecuente, aparte de la escasez de medicinas, es la tardanza de la doctora en consultar, ejemplo, los lunes llega después de las diez (10: 00 AM) sin tomar en cuenta que a dicho policlínico acuden desde las primeras horas de la mañana (7:00 am.) decenas de personas de las diferentes comunidades del entorno vecinal.

Entre las comunidades están: La Penda, El Caimito, Los Peladeros, El Yabanal, Mocán, El Quemado, Romero, Las Canas y otras tantas, cuyos lugareños requieren los servicios asistenciales de salud.