El primer ministro etíope, Abiy Ahmed Ali, ha informado que un Boeing 737 MAX 8 con destino a Nairobi (Kenia), se estrelló la mañana de este domingo, apenas seis minutos después de despegar de Adís Abeba, la capital del país.

A bordo del avión —un modelo nuevo— iban 157 personas (149 pasajeros y ocho miembros de la tripulación), de 33 nacionalidades distintas, que no han sobrevivido al accidente. El pasado noviembre se estrelló otro avión de este tipo en las costas de Indonesia, lo que costó la vida a 189 personas.

La oficina del primer ministro, en nombre del Gobierno y del pueblo de Etiopía, desea expresar sus más profundas condolencias a las familias que han perdido a sus seres queridos en el vuelo regular de un Boeing 737 de Ethiopian Airlines a Nairobi, Kenia”, expresó Ahmed Ali a través de su cuenta oficial en Twitter.

La compañía Ethiopian Airlines informó a través de un comunicado que el avión se estrelló cerca de Bishoftu (Debre-Zeit, Etiopía) y que se están realizando labores de rescate, aunque, de momento, no hay ninguna información sobre supervivientes.