SANTO DOMINGO. Se entregó la noche de este viernes Martín Batista Ogando, principal sospechoso de asesinar a su expareja, Geraldine Sánchez Valdera.

La información la suministró la Policía Nacional a través de su red social de twitter.

En una nota que divulgó más temprano, la institución indicó que testigos del hecho manifestaron que Sánchez Valdera, de 28 años de edad, perdió la vida minutos después de que recibiera una llamada a su celular y saliera de su oficina al parqueo del edificio, donde se encontraba, para detenerse a conversar con una persona que estaba a bordo de un yipeta Runner blanca, con vidrios tintados.

“Luego de algunos minutos conversando se escuchó un disparo y cuando sus compañeros de trabajo salieron para verificar qué había ocurrido, se dieron cuenta de que Sánchez Valdera estaba rodeada de sangre y tirada en la acera frente al edificio de la empresa, donde laborada, la cual se encuentra ubicada en el sector Galá del Distrito Nacional”, estableció la Policía.

En la tarde de hoy, agentes de la Policía recuperaron la yipeta en la que se movilizó Batista Ogando, en un establecimiento de la avenida 27 de Febrero.

Dejar respuesta