VALVERDE. Durante sendos actos de inauguración que encabezó el presidente Danilo Medina en distintas localidades de esta provincia, dos sacerdotes católicos pidieron al mandatario enfrentar los males sociales que afecta esta demarcación de la Línea Noroeste.

En una primera ceremonia, desarrollada en el distrito municipal de Maizal, donde el jefe de Estado dejo inaugurado un complejo habitacional de 64 viviendas, monseñor José Sinencio Peralta Checo, vicario de la Diócesis de Mao-Montecristi, aprovechó la ocasión para solicitarle al presidente Medina mejorar la calidad de vida de los hombres y mujeres de Valverde.

Para eso, el prelado católico pidió crear más naves de zona franca en el municipio de Mao, de esa forma crear fuentes de empleos, especialmente entre la juventud.

Asimismo, monseñor Rosario Checo solicitó la construcción de un hospital regional, así como la reparación de las principales calles y avenidas de esta provincia.

De su lado, el padre José Rosario, de la parroquia Nuestra Señora de la Esperanza, al bendecir el acto de inauguración del liceo María Leaquina Rodríguez, ubicado en el barrio Juan Bosch, en el municipio de Esperanza, solicitó la construcción de una escuela para niños especiales.

El religioso afirmó que en Esperanza hay 150 chicos con diferentes trastornos fuera del sistema educativo por falta de un centro de ese tipo.

“Apenas 50 niños en esas condiciones tienen acceso a los centros educativos de nuestro municipio”, refirió el padre Rosario.

Coincidiendo con el vicario de la Diócesis de Mao-Montecristi, demandó del mandatario la intervención de las principales vías de accesos de aquí, así como de los caminos vecinales.

“Esperanza se merece y necesita calles en buen estado”, subrayó el sacerdote católico.

De igual forma, José Rosario le hizo un llamado al gobernante para que desde el Ministerio de Salud Pública reconstruyan el hospital municipal de Esperanza.