Washington no ha respondido a la propuesta de Moscú sobre un acuerdo bilateral para la prevención de una guerra nuclear, ha revelado este viernes el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, en una sesión informativa.

“No es sorprendente que Washington no haya respondido a la propuesta que hicimos hace seis meses para adoptar una declaración conjunta sobre la prevención de la guerra nuclear”, ha indicado el diplomático.

Al mismo tiempo, Riabkov ha reiterado que Moscú se esforzará en persuadir a EE.UU. para que suscriba dicho acuerdo. “Quiero subrayar otra vez que nos gustaría convencer a nuestros colegas estadounidenses de que, teniendo en cuenta la situación actual, sería muy oportuno acordar una declaración conjunta sobre lo inadmisible del conflicto nuclear”, ha señalado el diplomático ruso.

Además, la parte rusa ha insistido en la retirada total de las armas nucleares estadounidenses de los territorios de los miembros de la OTAN y ha acusado a Washington de haber cometido una grave violación del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares (TNP).

“Cuando EE.UU. efectúa la transferencia de sus armas nucleares a manos de los Estados no nucleares, y cuando estos mismos Estados no nucleares aceptan las armas nucleares de EE.UU. se produce una violación”, ha explicado Riabkov.

El diplomático ha afirmado que ello “socava los cimientos del TNP y crea obstáculos adicionales para los pasos futuros en el campo del desarme nuclear”.

Asimismo, ha dejado claro que “este problema solo puede tener una solución: el retorno de todas las armas nucleares estadounidenses al territorio de Estados Unidos, la prohibición de su despliegue en el extranjero y la eliminación de toda la infraestructura que permita el rápido despliegue de estas armas”.

Al mismo tiempo, según el diplomático ruso, “se debe imponer una prohibición total a la realización de cualquier maniobra relacionada con la capacitación en el uso de armas nucleares por parte de los efectivos de las Fuerzas Armadas de los Estados no nucleares”. El viceministro de Relaciones Exteriores ruso ha hecho hincapié en que estas actividades representan “una violación grave de los artículos primero y segundo del TNP“.

Dejar respuesta