MOCA, Espaillat. Once casas resultaron totalmente destruidas y otras 9 afectadas en el barrio de Los Pancho, de este municipio, a causa de la crecida del río Moca como consecuencia de las lluvias causadas por el huracán María, sin que se registraran personas lesionadas.

Además de las viviendas, la base del nuevo puente sobre el río Jamao al Norte fue destruida por la crecida de ese mismo afluente.

Las familias afectadas están refugiadas en casas de familiares y amigos, así como en los albergues oficiales.

Cirilo Lantigua, uno de los damnificados, dijo que se encuentra alojado junto a su familia en varias casas de vecinos.

Tanto Lantigua como otras familias afectadas pidieron ayuda del Gobierno, al quedar solo con las vestimentas que tenían puestas y sin ajuares.

Declararon que perdieron sus electrodomésticos, ropas y otros objetos.

Más de 1,500 personas desplazadas en Espaillat

Según el reporte de la Defensa Civil, más de mil 500 personas albergadas es el saldo que hasta el momento se ha registrado por el paso del huracán María en esta provincia.

Residentes en Jamao al Norte, Veragua, Yásica, Batey Ginebra y en la parte baja de Moca fueron trasladados a los refugios, así como a casas de familiares y amigos debido a las lluvias y los fuertes vientos.

“Estamos tomando esas medidas como precaución con los residentes en las cercanías de ríos, arroyos y cañadas”, expresó Alfredo Sánchez, director local del organismo de socorro

Refirió que los ríos Blanco y Joba, en Gaspar Hernández, casi suben a nivel de la carretera, y amenaza a las familias que aún viven a sus alrededores, por lo que los exhortó a salir de esos lugares.

Dejar respuesta