SANTIAGO. El secretario general del Colegio Dominicano de Abogados con asiento en esta ciudad declaró ayer que la decisión tomada por el concejo de dejar sin efecto el alza en los arbitrios municipales para los registros civiles y conservaduría de hipotecas, demuestra que los gremios de abogados tenían la razón cuando rechazaron dicha disposición.

Ramón Estrella informó asimismo, que tanto la Asociación de Abogados como el Colegio, proseguirán en los tribunales de justicia local el proceso iniciado para obtener una decisión jurídica al respecto.

“El Ayuntamiento tuvo que volver atrás con los aumentos de los arbitrios que incrementó de forma desmedida, por lo cual quedó demostrado que eran ilegales e inconstitucionales”, subrayó Estrella.

Indicó que en la sesión más reciente de la Sala Capitular, se reconoció que se había cometido un abuso con el aumento de los impuestos por diferentes servicios y que los gremios de los aboqados locales reciben con agrado.

En la sesión ordinaria del pasado 30 de mayo, los concejales locales dejaron sin efecto la ordenanza 3155-17 y la resolución 3156-17 sobre las nuevas tarifas para los registros civiles y de conservaduría de hipotecas, así como también autorizó a la administración de manera provisional, aplicar las nuevas tarifas por período de un mes.

Los regidores aprobaron una solicitud que en ese sentido envió el alcalde Abel Martínez, en interés de establecer un consenso con los diferentes gremios del área jurídica del municipio.

Los incrementos en los arbitrios oscilaban desde un 100 hasta en un mil por ciento, dependiendo de lo que se tratara.

Mientras permaneció el impasse entre las autoridades municipales y los gremios de abogados, el pago de los impuestos los realizaban en los municipios de la provincia como Licey al Medio, Tamboril, Puñal y Villa González.