Con algo de ayuda del defensor Sergio Ramos en ataque, el Real Madrid remontó para vencer el jueves 4-2 al Girona en el partido de ida de cuartos de final de la Copa del Rey.

Ramos adelantó al Madrid en par de ocasiones ante un aguerrido conjunto del Girona que abrió el marcador apenas a los 7 minutos de juego en el Santiago Bernabéu.

Un gol de Karim Benzema a 10 minutos del final puso a los locales al frente con ventaja de dos anotaciones de cara al encuentro de vuelta de la próxima semana en casa del Girona, quien intenta otra sorpresiva victoria en el torneo después de eliminar al Atlético de Madrid en la ronda previa.

Sin triunfo en sus últimos nueve juegos en todas las competiciones, el Girona tomó ventaja a los siete minutos por conducto del hondureño Anthony Lozano, pero el Madrid recuperó el control después de que Lucas Vázquez empató con disparo dentro del área a los 18 y Ramos marcó de penalti a los 42 — con un cobro al estilo Panenka por el centro del arco — luego de que Vinicius Junior fuera derribado dentro del área.

“Tiene mucho por crecer, tiene 18 años, pero ya nos aporta mucha frescura, atrevimiento y es un peligro constante”, dijo el técnico Santiago Solari sobre el aporte de Vinicius Junior, el atacante brasileño. “Ojalá que siga por esta senda. Tiene el apoyo de los jugadores maduros del plantel”.

El Girona volvió a empatar por la vía del penal del capitán Alex Granell a los 66 minutos después de una mano en el área de Marcos Llorente, quien acababa de ingresar al partido. Ramos salió al rescate nuevamente a los 77, al marcar con un cabezazo al ángulo superior después de un servicio de Marcelo para el gol 102 de su carrera.

“Lo que vale es el gol y él lo ejecuta muy bien. Ha perfeccionado con los años y es fantástico. Luego ha marcado un gran gol de cabeza. Se ha destapado como un gran ‘9’”, declaró Solari entre risas.

Dejar respuesta