El Real Madrid desaprovecha una ocasión de oro en Estambul

225

ESPAÑA. El Real Madrid desaprovechó una oportunidad de oro para tumbar a domicilio al Fenerbahce en la Euroliga y, de paso, arrebatarle el liderato en la última jornada de la primera vuelta en Estambul, donde un parcial adverso de 7-0 en los últimos dos minutos echó a perder el gran trabajo de todo el equipo (65-63).

Los blancos, que se repusieron a su mal primer cuarto y tuvieron el partido en la mano, estuvieron a punto de repetir el triunfo de la temporada pasada y cerrar así el año en Europa a lo grande, pero acabaron cayendo en la reedición de la última final de la Euroliga víctimas de sus malas decisiones en los minutos decisivos.

La férrea defensa impuesta por el líder del torneo cegó de salida todas las vías a un Real Madrid que encadenaba errores, no encontraba soluciones en ataque y perdía la lucha por el rebote. Solo Anthony Randolph pudo ver aro en dos ocasiones en los primeros cuatro minutos de partido.

El checo Jan Vasely imponía su calidad y poderío bajo aros y el italiano Luigi Datome se exhibía con canastas de mérito, lo que mantenía a los turcos con cómodas ventajas hasta que despertó un Jaycee Carroll que, con los dos primeros triples de su equipo, pudo ajustar el marcador a los seis minutos (11-10).

Llegó entonces un nuevo arreón local que coincidió con un apagón blanco en ataque, lo que se tradujo en un parcial de 11-2 que permitió la máxima ventaja hasta ese momento al final del primer acto (22-12, min 10).

El panorama cambió radicalmente en la reanudación. El Real Madrid se fue metiendo en el choque a base de trabajo atrás y de su mayor determinación en ataque. Una antideportiva a Marko Guduric la aprovecharon los hombres de Pablo Laso para sumar cinco puntos que culminaban un parcial de 8-0 con el que metieron el miedo en el cuerpo a los jugadores que dirige Zeljko Obradovic.

En esta fase del choque fueron decisivos los tres triples de un infalible Rudy Fernández, que lideró la reacción en el Ulker Arena. El vigente campeón siguió creciendo y, tras muchos minutos por detrás, fue capaz de empatar a 32 en la última jugada de un segundo acto en el que doblegó a los turcos en el marcador (20-10)