ATLANTA: Barack Obama es el primer presidente negro de Estados Unidos, pero también se dice que fue el primer comandante de hip hop de la nación.

Obama abrazó el hip hop más que cualquiera de sus predecesores. Refiriéndose a las letras de Jay Z y Kanye West en sus discursos, lanzó listas de música que incluyeron raperos como Chance the Rapper y Lil Wayne, y en un evento en la Casa Blanca bailó en “Hot Line Bling” de Drake.

En un reciente concierto televisado celebrando la inauguración del Museo Nacional de Historia y Cultura Afro-Americana, se le ve rapeando mientras mira a Chuck D de Public Enemy tocando “Fight the Power”.

Ice Cube llamó a Obama una anomalía.

“Probablemente es mucho tiempo antes de que veamos a otro presidente hacer cosas como estas”, dijo el conocido rapero. “Era como ‘ahora o nunca'”.

A lo largo de su mandato, que termina cuando el presidente electo Donald Trump se jura en el viernes, Obama preparó el camino para que varias estrellas del rap entraran a la Casa Blanca para discusiones políticas y actuaciones musicales.

Los conciertos en la Casa Blanca se han celebrado desde el 1800, cuando el presidente John Adams fue su primer habitante. Algunos raperos, como Run-DMC, visitaron la mansión para reunirse con varios presidentes a través de los años, pero el gobierno de Obama les dio un papel prominente.