En las imágenes se aprecian los sistemas de defensa aérea sirios en Damasco, que se activaron en medio de los ataques aéreos estadounidenses, británicos y franceses.
Poco antes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció su decisión de atacar territorio sirio en el marco de una operación conjunta con Francia y el Reino Unido.

“Ordené a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos realizar ataques de alta precisión contra los objetos relacionados con el potencial de las armas químicas del dictador sirio Bashar al Assad”, declaró el presidente.

El pretexto para atacar a ese país árabe fue el presunto ataque químico en la urbe de Duma (Guta Oriental), del cual Occidente acusa, sin tener ninguna prueba, al Gobierno de Bashar al Assad.

El Gobierno sirio niega vehementemente haber realizado ese ataque. Damasco, en virtud del acuerdo sobre la destrucción de sus armas químicas, suscrito en 2013, procedió a registrar todo su arsenal de ese tipo, que fue llevado fuera del territorio sirio.

Dejar respuesta