Dirigentes de los partidos Revolucionario Dominicana (PRD) y Revolucionario Moderno (PRM) se reunieron ayer por separado en la tumba de José Francisco Peña Gómez, en el cementerio Cristo Redentor, por el vigésimo aniversario de su muerte.

Por el PRD estuvieron presentes el secretario general de la Internacional Socialista, Luís Ayala; Peggy Cabral viuda Peña, y Abril Peña, hija de Peña Gómez, al igual que Tony Peña Guaba, secretario general de ese partido, Tony Peña Guaba, que en la tumba rezaron un Padre Nuestro y un Ave María.

También el vocero de los diputados del PRD, Radhamés González; el presidente de la Comisión de Control, Julio Maríñez; el líder del Partido Independentista Puertorriqueño, Rubén Berríos, y el doctor Rafael Lantigua, médico de cabecera del fallecido líder.

PRM va a la tumba
También el PRM invocó ayer ante el mausoleo donde descansan los restos de Peña Gómez, luchar por la supervivencia de sus ideas, la validez teórica y práctica de sus planteamientos ideológicos y políticos, la permanencia de sus principios en la lucha por la libertad y la democracia.

En el evento depositaron ofrendas florales, realizaron “Guardia de Honor” y se escucharon anécdotas de varios dirigentes que compartieron gran parte del tiempo con el extinto líder político internacional, nacido en la República Dominicana, entre los que estuvieron el expresidente Hipólito Mejía, Rafael -Fafa- Taveras, Isidro Torres y Rafael Gamundi Cordero.

También Jesús Vásquez, Carolina Mejía, Geanilda Vásquez, César Cedeño, Luis Valdez, Rafael Montilla, Darío de Jesús, Isidro Torres, Miguel Vásquez, Pastora Méndez, Sara Paulino, José Julio Gómez, Rafael Báez Pérez, Margarito de León, Henry Acosta e Ivelia de Acosta, entre otros.