SANTO DOMINGO. Tras casi tres semanas de producirse los primeros arrestos por el caso Odebrecht y el posterior envío a prisión de ocho de los 14 imputados, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), al que pertenece el exdiputado Ruddy González, no se ha pronunciado sobre la situación, ni lo ha hecho su presidente, Miguel Vargas Maldonado

El día en que se produjeron los arrestos, el pasado 29 de mayo, Vargas Maldonado viajó a Washington para participar en la reunión de consulta de cancilleres de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la crisis de Venezuela. Allí se reunió con los embajadores José Tomás Pérez y Gedeón Santos, este último representante permanente del país ante el órgano.

esperaba que luego de agotar la agenda del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) en Estados Unidos, Vargas se refiriera al proceso que involucra a González, considerado comouno de sus principales colaboradores mientras fungió como legislador del PRD en la Cámara Baja y a quien el hoy canciller distinguió en dos ocasiones como vocero del bloque de los diputados.

Sin embargo, cuatro días después de viajar a Washington, el viernes 2 de junio, el presidente del PRD regresó al país y compareció ante la prensa, pero no se refirió en términos particulares a Ruddy González.

Tampoco acudió al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva donde el exlegislador estuvo recluido previo a que el juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Francisco Ortega Polanco, le dictara prisión preventiva por espacio de seis meses en la cárcel de Najayo

Dejar respuesta