SANTO DOMINGO (EFE).- El Ministerio de Educación lanzó el Proyecto Global de Asistencia Técnica Escuelas Seguras, enfocado a reducir al máximo los niveles de riesgo en los planteles escolares y otras edificaciones del sistema educativo frente a fenómenos naturales como huracanes y terremotos.

El ministro de Educación, Andrés Navarro, encabezó el lanzamiento de la iniciativa, que cuenta con un aporte de 1.2 millones de dólares del Banco Mundial.

Esta inversión permitirá la ejecución de proyectos piloto de reforzamientos estructurales y de resiliencia frente a inundaciones, deslizamientos de tierra, desbordamiento de ríos, arroyos y cañadas, entre otras afectaciones, fundamentado en una estrategia de protección preliminar.

La estrategia contra riesgos se aplicará a la parte estructural de las infraestructuras, abordando incluso los sistemas eléctrico, sanitario, manejo de combustibles en las cocinas y las áreas de recreo de los estudiantes, e incluirá también a los colegios privados como parte del sistema.

Asimismo, se desarrollará una campaña de concientización de los estudiantes, maestros, familias y toda la comunidad educativa para alcanzar mayor efectividad en el plan de seguridad escolar.

También se fortalecerán las alianzas que el Ministerio ha alcanzado con los cuerpos de bomberos, las alcaldías, la Oficina Nacional de Evaluación Sísmica, pero también llegar a acuerdos con la Defensa Civil y el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), entre otros organismos.

El proyecto tocará los cinco ejes territoriales del sistema educativo, distribuido en 18 regionales y 122 distritos educativos, 6,054 planteles escolares, y una población aproximada de 2.5 millones de estudiantes, además de los miles de docentes, técnicos y personal administrativo.

Según los datos del Ministerio, el 54 % de los planteles escolares están localizados en zonas de alta sismicidad y el 46 % en media y, aunque sólo el 2.7 % de los centros educativos presentan riesgos de tsunamis, el 30 % es vulnerable a inundaciones por la ocurrencia de intensos y prolongados aguaceros.

El Programa Global de Escuelas Seguras utilizará la plataforma del Sistema de Información para la Gestión Escolar de la República Dominicana (SIGERD), así como una base técnica de mediciones básicas aplicada a las condiciones sísmicas y climáticas del país.