El director de la Regional Cibao Central de la Policía Nacional, general de brigada José Acosta Castellanos, admitió que con las denuncias de robos de cerdos y pollos en Moca y Licey, esa institución se percató de que los supervisores policiales no estaban interactuando eficientemente con los productores.

El general aseguró que por esa razón hubo un levantamiento de todas las granjas de la zona para enfocar los esfuerzos en el patrullaje e intercambiar contacto con cada granjero.

“Aparte de la intervención de Licey, introdujimos cambios en los mandos de esa zona, pero además dispusimos un levantamiento de todas las granjas porcinas y avícolas de la zona”, adujo en llamada a El Gobierno de la Mañana.

En esta semana, la Asociación de Pequeños Productores Avícolas Moca-Licey (Approamoli) denunció una serie de robos que han afectado los productores, por lo advirtieron que tomarán medidas para su propia protección, pese a que nadie quiere hacer trabajos de vigilante nocturno

En ese sentido, el general Acosta Castellanos dijo que le externaron robos, algunos de ellos que habían ocurrido hace mucho tiempo.

Ellos hicieron una declaración y se quejaron públicamente por temas de inseguridad, ante esa situación nosotros intervinimos desde el fin de semana la zona de Licey, Canca la Reyna y Tamboril”.

“Se dispuso que las labores de prevención se enfoquen con mayor esfuerzos en cada uno de esas granjas”, manifestó.

“Externó quejas en torno en cuanto a otros actores del sistema de justicia, no necesariamente de la Policía”, puntualizó sobre Ambiorix Cabrera, presidente de Approamoli, quien habría reconocido la labor policial, dentro de las precariedades que tiene.

Aclaró que se compromete a que la institución armada haga sus funciones, pero que los productores deben retomar la confianza y notificarle cada caso que les suceda.

“Continuaremos arreciendo la intervención en cada uno de esos lugares, pero necesitamos que ellos notifiquen sus casos”, argumentó.