La termoeléctrica de Punta Catalina figura entre las obras adjudicadas a la empresa brasileña Odebrecht mediante el pago de sobornos a través del intermediario Angel Rondón.

El proceso de licitación y adjudicación de Punta Catalina a Odebrecht está siendo investigado por una comisión que mediante el decreto 6-17 designó el presidente Danilo Medina. La entrega de los resultados de la investigación todavía no ha salido.

La obra fue otorgada a la constructora Norberto Odebrecht el 14 de abril del 2014, por la suma de dos mil 10 millones 744,751 mil dólares, con la empresa Ingeniería Estrella, S.A como consorcio local.

La investigación de la Procuraduría determinó que la constructora Norberto Odebrecht pagó sobornos para que le asignaran 17 obras, entre ellas las plantas a carbón de Punta Catalina.

“Estas obras (las 17 en la que figura Punta Catalina) fueron adjudicadas u otorgadas mediante el pago de sobornos realizados a través del intermediario comercial, imputado Angel Rondón Rijo, a funcionarios de la República Dominicana utilizando una estructura corporativa de empresas offshore pertenecientes al imputado Angel Rondón Rijo y a la sociedad comercial Constructora Norberto Odebrecht”, dice la Procuraduría en la solicitud de medida de coerción.

En dicha solicitud señala al lobista Rondón Rijo como la persona que sobornó a funcionarios y legisladores con la finalidad de beneficiar a la Constructora Norberto Odebrecht en la adjudicación de las obras, entre las que figura la termoeléctrica de Punta Catalina.

A Rondón Rijo la Procuraduría lo acusa de haber sobornado a funcionarios y legisladores en las obras que se le asignaron al citando consorcio para construcción como son el acueducto de la Línea Noroeste, la hidroeléctrica de Pinalito, la ampliación del acueducto de la Línea noroeste, la hidroeléctrica de Palomino y el acueducto de Samaná.