Las ligeras lluvias que se han registrado en localidades del Cibao Central en los últimos días no han mejorado los embalses de las presas de la región norte, por lo que las autoridades del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) mantienen las restricciones a nuevas siembras agrícolas debido a la falta de agua.

Marino Abreu, director regional norte del INDRHI, indicó que las precipitaciones que se produjeron entre los días miércoles y jueves de esta semana no fueron significativas para aumentar los embalses de las presas.

“Los suelos absuelven con gran facilidad las pocas lluvias que hemos tenido, por lo que reiteramos que están prohibidas las nuevas siembra, tal como lo planificamos desde septiembre del 2018”, subrayó Abreu al ofrecer declaraciones a Diario Libre.

Indicó que los embalses que se mantienen con bajo niveles son los de Tavera, Bao y López Angostura y Monción.

Dijo que ante la sequía que venía desde septiembre pasado, las autoridades del INDRHI se reunieron con las juntas de regantes de Santiago y la Línea Noroeste, y establecieron que ante la falta de agua solo se podía sembrar un 60 y un 50 por ciento de las áreas ubicadas en las zonas correspondientes a los canales Ulises Francisco Espaillat (UFE), Monsiert Bogaert y Monción.

“De acuerdo a los pronósticos de organismos nacionales é internacionales sobre el clima, en nuestro país será a partir de abril que se producirán lluvias considerables, por lo que tenemos que prepararnos para soportar por más tiempo la sequía”, expresó Abreu.

En cuanto a la presa de Tavera, su lago se encuentra en una cota de 317.41 metros sobre el nivel del mar, cuando su tope máximo para derivar agua para el consumo humano, el reguío agrícola y la generación eléctrica es de 327.50 metros sobre el nivel del mar.

Tanto el INDRHI como la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN) han reiterado el llamado a ahorrar agua potable, debido a la prolongada sequía que padecen las zonas Norte y la Línea Noroeste.