El movimiento Participación Ciudadana consideró  este martes que con las acusaciones formuladas por la Procuraduría en el caso  Odebrecht, la indignación general se multiplica y crece la convicción de que el Ministerio Público actúa como instrumento político.

“Que no sólo oculta deliberadamente las responsabilidades de las gestiones gubernativas del Partido de la Liberación Dominicana, sino que además encuentra más responsables en la gestión que aprobó el 5% del monto contratado con Odebrecht, en relación de tres a dos”, dijo.

Criticó  que se excluyera del expediente al exministro  de Industria  y Comercio, Temístocles Montás, “ a pesar de que admitió en un comunicado público que había recibido dinero de Ángel Rondón para la campaña electoral del PLD en las elecciones del 2008, 2012 y 2016”.

“En la instancia de acusación sólo aparece un funcionario de los gobiernos del PLD, el exministro Víctor Díaz Rúa, y un senador, el de San Cristóbal, Tommy Galán, aunque del total de las transferencias documentadas el 33 por ciento llegaron a las cuentas de Rondón, en el gobierno de Leonel Fernández, y el 67 por ciento en el de Danilo Medina”, señaló.

Participación Ciudadana advirtió que sólo una renovación de la movilización nacional contra la corrupción y la impunidad evitará que el escándalo Odebrecht se sume a muchos otros sin sanción de la justicia. “En lo inmediato nos sumamos al “campamento de la dignidad y resistencia verde” levantado en el entorno de la Procuraduría General”, agregó.

Recordó que  en un comunicado de junio del 2017 “advertíamos que tres familiares de Rondón y Díaz Rúa, que aparecen como beneficiarios de grandes sumas de las transferencias, no habían sido imputadas, lo que sugiere una concesión en camino a la impunidad”.

“Al reducirse a la mitad la cantidad de los imputados, aumenta la percepción. Más aún si no se documenta el destino del 67 por ciento del dinero transferido a Rondón, quien desde el primer momento dijo que ese era un pago de comisiones por su representación de Odebrecht en el país y en las negociaciones con el Estado”, dijo.