Aunque han pasado escasas semanas desde que confirmara su separación de Chris Zylka y, por tanto, el final de ese compromiso matrimonial que debería haberle llevado a disfrutar de una boda de ensueño en noviembre, la socialité Paris Hilton ha vuelto a poner de manifiesto que no hay nada como el trabajo duro para poder pasar página y volver a mirar al futuro con su optimismo habitual.

De hecho, en lugar de volver a hacer referencia a su más reciente desengaño amoroso, la empresaria, heredera del imperio hotelero Hilton y DJ ocasional ha anunciado orgullosa que se encuentra dando los últimos retoques a la que será su primera exposición artística: uno de los numerosos proyectos que se trae entre manos desde antes incluso de que regresara a la soltería.

“Estoy organizando mi exposición de arte en estos momentos”, ha comentado por iniciativa propia en declaraciones al diario The New York Post, antes de ofrecer algunos detalles adicionales sobre las particularidades y motivaciones que definen su estilo.

“Mi arte es muy futurista y pop, compuesto de pintura, cristales, collage y luces de neón. Está muy inspirado por la cultura pop, es muy original. También dibujo animales”.

Por el momento, la celebridad se resiste a ofrecer una fecha estimada para la apertura de ese espacio artístico que, a buen seguro, dará mucho que hablar entre los expertos y críticos del sector, sin olvidar a esa devota legión de seguidores a quienes ya deleitó a principios de mes con el lanzamiento de su última fragancia: Platinum Rush.

Dejar respuesta