SANTO DOMINGO. La función de vocero del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) ha creado fricciones entre sus miembros, al punto que los dos legisladores del Partido Revolucionario Dominicano (PRM) miembros de este organismo que actualmente discute el proceso de selección de varios jueces no firmaron el informe de la reunión celebrada este lunes en el Palacio de la Presidencia, ni se presentaron al momento de que se ofrecieran informaciones oficiales del encuentro.

La diputada Josefa Castillo, quien dio declaraciones junto al senador José Ignacio Paliza luego de la rueda de prensa oficial, dijo “rechazar de plano” que el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, haga las funciones de vocero del CNM, cuando es un papel que le corresponde al presidente de la República, Danilo Medina, de acuerdo a la Constitución y a Ley Orgánica que rige este consejo, o en su lugar a quien el mandatario designe.

“Con toda la capacidad que tiene el señor consultor jurídico del Poder Ejecutivo, rechazamos de plano que sea la persona que funja como vocero. Puede participar como asesor del Presidente de la República, pero no fungir como vocero porque sería añadir un miembro más al Consejo Nacional de la Magistratura, aun cuando somos ocho instituidos por la Constitución”, expresó la legisladora de la oposición.

Aseguró que este punto fue discutido en la reunión de hoy, que se extendió por tres horas y quince minutos, y que el mandatario “expreso disposición” de tratar esta situación en el próximo encuentro, pautado para el lunes 29, a las 4:00 de la tarde.

En la rueda de prensa luego del encuentro de los miembros del CNM, y en la que no participaron Castillo y Paliza, quien ofreció las informaciones fue el consultor jurídico Flavio Darío Espinal. Junto con él estuvieron Reinaldo Pared Pérez, presidente del Senado; Lucía Medina, presidenta de la Cámara de Diputados, y el juez de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Frank Soto. También forman parte del CNM pero no estuvieron durante las declaraciones a la prensa, el Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez; y el presidente de la SCJ, Mariano Germán.

Reglamento y formulario, pendientes

Castillo apuntó que el reglamento fue dejado pendiente para su posible aprobación en el próximo encuentro, por dos razones principales: la petición de que todo el proceso de selección de los nuevos jueces, que incluye las entrevistas, la evaluación y las votaciones sea público; además de que sean aplicadas pruebas sicológicas o sicometricas a los aspirantes.

El senador Paliza planteó también estos puntos como las causas principales de que el reglamento para este proceso fuera dejado pendiente. “Se aprobó que las entrevistas fueran públicas, los otros pasos han quedado en la mesa para su aprobación posterior”.

Paliza argumentó que este punto es importante para la sociedad, en momentos en “que se reclama la participación, la transparencia y la claridad”.

Aunque ninguno se refirió al formulario que se estudia para la inscripción de los postulantes, Espinal dijo a los periodistas que el formulario fue dejado para ser discutido en el encuentro del lunes próximo.