CIUDAD DEL VATICANO (AP) — Mientras cristianos de todo el mundo celebraban el lunes el nacimiento de Jesús, el papa describió un sufrimiento reflejado “en los rostros de los niños”, mencionando la guerra y otras tensiones en lugares como Oriente Medio, África y la Península de Corea.

“Mientras el mundo se ve azotado por vientos de guerra (…) un modelo de desarrollo ya caduco sigue provocando degradación humana, social y ambiental”, dijo el papa a los fieles.

En su tradicional mensaje y bendición de Navidad, el pontífice dijo que los niños en Oriente Medio “siguen sufriendo por el aumento de las tensiones entre israelíes y palestinos”, mientras que en Siria los más pequeños siguen “marcados aún por la guerra”, y señaló que en Yemen, “existe un conflicto en gran parte olvidado”.