El régimen que lidera el sandinista Daniel Ortega en Nicaragua ha liberado provisionalmente en la mañana de este miércoles a al menos 100 detenidos en el marco de las manifestaciones que desde el pasado abril exigen el fin de 12 años de Gobierno autoritario.

La excarcelación se da el primer día de reanudación de las negociaciones para encontrar una salida a la profunda crisis política en el país centroamericano, que deja al menos 325 muertos y más de 50.000 exiliados y que ha deteriorado gravemente su economía.

La opositora Alianza Cívica —el grupo conformado por empresarios, académicos, estudiantes universitarios, campesinos y organismo de la sociedad civil— había exigido la liberación inmediata de todos los detenidos, considerados presos políticos, como primera condición para dialogar.

El Ministerio de Gobernación (Interior), a través de una nota de prensa, informó que el centenar encarcelados recibieron el “beneficio de convivencia familiar u otras medidas cautelares”, lo que supone que su salida de la cárcel puede ser temporal.

Está aún por verse si este primer gesto del Gobierno logra convencer a los opositores para que las negociaciones avancen. Por lo pronto la oposición a Ortega ha informado de que tras la sesión de este miércoles ha acordado con los representantes del Ejecutivo “una hoja de ruta” y nueve de 12 puntos para la negociación, aunque no explicaron cuáles son, manteniendo así el secretismo que ha caracterizado a la jornada.

Este miércoles por la mañana, decenas de familiares llegaron a la sede de la cárcel La Modelo (norte de Managua) a la espera de la liberación de sus allegados. Había mucha expectación después que el martes por la noche se supiera del movimiento de oficiales antidisturbios hacia esa prisión y el aumento de los rumores sobre una posible liberación.

Las imágenes muestran a madres en lágrimas y gritos de felicidad, y a varios buses saliendo del lugar patrullados por los oficiales. Una escena similar se ha vivido en la presión de mujeres La Esperanza, donde han sido liberadas al menos 11 detenidas, relata a EL PAÍS Daniel Esquivel, integrante del Comité Pro Libertad de Presos Políticos y pareja de Irlanda Jerez, comerciante muy crítica con el régimen detenida en julio. Jerez, sin embargo, no está entre las mujeres liberadas este miércoles. Muchos de los detenidos enfrentaban acusaciones y procesos judiciales por delitos ligados a “terrorismo”.

Dejar respuesta