NUEVA YORK. Una dominicana que se desempeñaba como oficial del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) fue asesinada de un balazo, mientras estaba en labores en el interior de un cuartel móvil en la intersección de la avenida Morris y la calle 183 en el vecindario Fordham de El Bronx.

Miosotis Familia, de 46 años de edad, fue ejecutada próximo a las 12:30 de la madrugada de este miércoles. Un civil no identificado también resultó herido.

La policía dijo que el sospechoso, afroamericano, fue ultimado por policías cuando enfrentó a los patrulleros que llegaron a la escena. Tenía el revólver en mano y fue identificado como Alexander Bonds, de 34 años. Según la Policía, estaba en libertad condicional después de un robo en Siracusa.

La oficial caída, era miembro activa de la Asociación de Policías Dominicanos en Nueva York (NYDO) y muy querida entre sus compañeros de uniforme y los comunitarios que la conocían. Estaba asignada al cuertel 46 en el Bronx.

Estudió en la Escuela de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio, antes de alistarse en la fuerza. Tenía un hijo de 20 años de edad.

El comisionado de la Policía de Nueva York, James P. O´Neil, dijo que Familia llevaba 12 años como veterana en el departamento, y estaba haciendo el servicio en el cuartel móvil junto a un compañero.

El sospechoso disparó a través de la ventanilla y la impactó en la cabeza, añadió O´Neil en una conferencia de prensa.

Explicó que el compañero de la oficial dominicana llamó por radio pidiendo ayuda y otros agentes se enfrentaron al sospechoso, que usó un revólver, pero fue ultimado por los policías.

El revólver plateado fue recuperado en la escena, dijo el comisionado.

La policía dice que otro individuo, que se cree ser un espectador, fue alcanzado por una bala. El herido, no identificado, se encuentra en condición estable.

La oficial Familia fue transportada al hospital Saint Bernabas, en estado grave y murió poco después de recibir atenciones médicas.

La policía todavía está investigando la escena del crimen y están realizando investigaciones en la casa del sospechoso.

El teniente Rómulo Guerrero, dirigente de NYDO, lamentó el suceso y destacó la trayectoria de Familia tanto en la policía como en la comunidad.