PUERTO PLATA. El obispo de la diócesis de aquí, monseñor Julio César Cornielle, rechazó la huelga que lleva a cabo por 48 horas el Colegio Médico Dominicano (CMD) en los hospitales públicos del país.

Aunque reconoció que el gremio tiene derecho a protestar y a reclamar, “siempre y cuando el blanco de esas acciones, los que sufran las consecuencias no sean los más pobres, como es el caso de los pacientes que acuden a los hospitales en busca de atenciones”.

El prelado católico continúo diciendo: “A los grupos sociales las leyes les amparan para manifestarse, para reclamar, pero como en el caso de la huelga médica, no deben ser los pacientes quienes paguen las consecuencias. Los servicios médicos no deben suspenderse bajo ningún pretexto¨, puntualizó.

Monseñor Cornielle entiende que el presidente del gremio médico, Waldo Ariel Suero, debería suspender el paro y retomar el diálogo con el Gobierno Central.

La directiva del Colegio Médico Dominicano inició este miércoles una huelga por 48 horas en los hospitales del Instituto Dominicano de Seguro Social (IDSS) y del Servicio Nacional de Salud (SNS), en demanda de reivindicaciones para ese sector.

Dejar respuesta