Villa Tapia.– El Obispo de la Diócesis de La Vega, Monseñor Héctor Rafael Rodríguez Rodríguez presidió este domingo la Eucaristía con motivo del novenario de la joven Emely Peguero, asesinada brutalmente por su pareja en Cenovi.

La actividad religiosa se realizo en la Parroquia San Antonio de Padua en Los Limones del municipio de Villa Tapia, provincia Hermanas Mirabal. La eucaristía fue co-celebrada por el párroco de la Iglesia, el Padre Diomedes Angeles Fernandez.

Familiares, amigos, vecinos, medios de comunicación, representantes del movimiento Emaús de la Iglesia Católica y otras religiones asistieron la tarde de este domingo apoyar a la familia de Emely.

Emely Peguero, una joven de 16 años que tenía cinco meses de embarazo, fue asesinada y su cuerpo fue encontrado dentro de una maleta al costado de una carretera en República Dominicana. El principal sospechoso es su novio, Marlon Martínez, que junto con su madre Marlin Martínez intentaron fabricar una coartada para borrar su presunta participación en este crimen que ha provocado consternación en el país caribeño.

Cronología de la Muerte de Emely

Miércoles 23 de agosto

Emely Peguero salió a las 8:30 am de su casa, ubicada en la localidad de Cenoví, en la provincia de San Francisco de Macorís, al noreste del país. La acompañó su novio, Marlon Martínez, quien la llevaría a una clínica de obstetricia para recoger los resultados de unos análisis.

Las investigaciones apuntan que esa mañana, Marlon asesinó a la joven y luego tiró su cuerpo desde el puente Colón, en Cenoví. Después el hombre de 19 años de edad llamó a su madre, quien comenzó a planear la desaparición del cuerpo, detalló a la prensa Bolívar Sánchez, funcionario de la Procuraduría General de la República.

Los familiares de Emely no sabían en ese momento lo ocurrido. Marlon aseguró que dejó a la joven en una gasolinera, pero la madre de la menor revisó las cámaras de seguridad y no halló rastro de su hija, así que reportó la desaparición y las autoridades comenzaron la búsqueda.

Jueves 24

Adalgisa Polanco, madre de Emely, dijo a medios de comunicación que sospechaba que Marlon y su madre sabían dónde estaba su hija, pero no se la querían dar. “Que me devuelvan a mi niña, tiene cinco meses de embarazo, y yo supongo que fue para abortar que él se la llevó”, declaró Polanco.

Sábado 26

Tras caer en contradicciones, Marlon Martínez fue detenido y la Oficina Judicial de Atención Permanente en la provincia Hermanas Mirabal le impuso tres meses de prisión preventiva.

Lunes 28

Luego de mapear la geolocalización del teléfono de Emely, las autoridades catearon el departamento donde vivían Marlon y Marlin Martínez, y hallaron un colchón y toallas ensangrentadas, lo que reforzó la hipótesis de que a la joven se le provocó un aborto.

Martes 29

Kelvin Jiménez, un empleado de seguridad la torre donde estaba el departamento de los Martínez, fue detenido pero previamente relató a la cadena de noticias NCDN que vio a Marlon cuando sacaba el cuerpo de la adolescente.

Miércoles 30

Marlin Martínez, madre de Marlon y funcionaria de la Dirección General de Pasaportes, se entregó a las autoridades diciendo: “Yo actúe como una madre”.

Ese día, Marlon confesó haber matado a su novia y dijo que el cuerpo lo dejó en un basurero local. Las autoridades buscaron los restos de la joven, pero no hallaron nada en el punto referido por el acusado. Habitantes de Cenoví realizaron manifestaciones exigiendo justicia para Emely Peguero.

Jueves 31

Eugenio Peguero, hermano de la víctima, dijo a medios de comunicación que varias personas comenzaron a enviarle mensajes de Whatsapp informando el hallazgo de un cadáver dentro de una maleta.

A las 8 pm, el cuerpo sin vida de Emely fue encontrado dentro de una maleta abandonada al borde de una carretera en la provincia de Espaillat.

Viernes 1 de septiembre

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) informó que fueron hallados restos del feto en el cuerpo de la joven. Los exámenes también arrojaron que su útero fue perforado y que sufrió un golpe contundente en la cabeza que le hundió el cráneo.

Ese mismo día, el Ministerio Público anunció tres meses de prisión preventiva en contra de Marlin Martínez, a quien se le acusó de haber incurrido en los delitos de complicidad y ocultamiento de pruebas en el caso de Emely.

Un caso complejo

Por este hecho han sido detenidas varias personas por su presunta complicidad con los Martínez. Las autoridades siguen investigando, pues no se sabe cómo llegó el cuerpo a la carretera, ni hay detalles sobre quién asistió el aborto. El caso ha sido declarado como “complejo”.