SANTIAGO.-El obispo de la diócesis de San Francisco de Macorís, monseñor Fausto Mejía Vallejo dijo esperar que el año 2018 sea el año donde la justicia se aplique a quien se le tenga que aplicar, tras ser consultado en esta ciudad de Santiago.

El religioso manifestó que en el 2018 que se avecina,  la justicia en la República Dominicana se debe ajustar y al mismo tiempo los jueces asumir su papel.

“Y yo diría que se ajuste y que asuma el papel que le corresponde y que no nos descuidemos nunca porque falta de presupuesto y que el 2018 sea el año de aplicar a justicia a quien haya que aplicarla” dijo.

Mejía Vallejo manifestó se requiere de que el sistema de justicia dominicano  cuente con un mayor presupuesto  para su accionar, pero dijo que lo que ha hecho falta es voluntad política.

“Naturalmente es importante que haya un mayor presupuesto para el sistema judicial dominicano, pienso que es necesario, pero también debe haber una voluntad política por encima de cualquier cosa”, expresó.

En ese sentido Vallejo sostiene que la cabeza en cualquier institución es la que  marca el compás del ritmo de un pueblo y así como el director de una escuela marca la  tendencia en los estudiantes, así como es como el padre y la madre de familia dan la impronta a los hijos también en la justicia el gobierno tiene que asumir  ese elemento con mayor  dedicación.

El prelado católico se expresó en esos términos posterior a la eucaristía celebrada en la iglesia de la Anunciación de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra donde fue celebrada la misa de presentación de memorias del año.