El obispo auxiliar de Santo Domingo Norte, monseñor Jesús Castro Marte, rechazó la medida dispuesta por el Ministerio de Interior y Policía que decidió no aplicar las restricciones de horario para venta de bebidas alcohólicas desde el sábado 1 de diciembre hasta el lunes 7 de enero de 2019.

Castro dijo que el espíritu de la restricción respecto del horario de expendio de bebidas alcohólicas en el país tiene propósitos, “todos ellos nobles, encaminados a fortalecer la protección y la seguridad ciudadana, y disminuir las lesiones y muertes que resultan del alcohol, en un desorden que parece no importarle a nadie cuántos mueren en accidentes de tránsito”, enfatizó Castro Marte.

Castro Marte dijo que con la restricción del horario para la venta de bebidas alcohólicas se beneficia  al ser humano, al núcleo familiar, la propiedad pública y privada de nuestra nación, disminuyen las víctimas de los crímenes y delitos que se acometen a altas horas de la noche y entrada la madrugada.

Castro dijo que muchas víctimas jamás volverán a caminar como secuela de un choque de tránsito.

El obispo auxiliar entiende que “son muchas las razones que pudiéramos seguir esbozando del beneficio de esa medida, por lo que resulta, a todas luces, “descabellado, insensato, irresponsable e inoportuno que en un momento de encuentro familiar y reflexión del nacimiento del niño Jesús estemos con esa odiosa medida haciendo todo lo contrario, enlutando, la nación”.

Castro Marte reaccionó así a raíz del anuncio hecho por Interior y Policía respecto a que, desde el sábado 1 de diciembre hasta el lunes 7 de enero de 2019, no se aplicarán restricciones de horario para venta de bebidas alcohólicas.

Dejar respuesta