La Vega. En un comunicado enviado a este medio de comunicación, el Obispado de la Diócesis de La Vega, aclaro que no es de su competencia el caso que involucra al sacerdote Miguel Bienvenido Florenzán Ulloa, por presunta violación sexual a menores, sino de su superiores en la congregación de los Agustinos a quien pertenece.

Informaron ademas, que el martes 18 de Julio  del 2017, el obispado fue notificado por el Ministerio Publico de una denuncia delicada que habían recibido en contra de dicho sacerdote agustino, en tal virtud se procedió a poner al Ministerio Publico en contacto con el Superior de la Orden agustinos.

El Obispado reitera que cuando se trata de sacerdotes perteneciente a una congregación u orden religiosa no  es competencia del Obispo apoderarse directamente de esos casos (ef.cc.586,591 del Código de Derecho Canónico.

Revelo también, que el miércoles 19 de Julio 2017 hubo una reunion en el obispado para poner al tanto al superior sobre la denuncia que pesaba sobre este miembro de la orden. El lugar del obispado fue escogido  a solicitud del entonces superior de los agustinos en el país, Fray Reinaldo Rivera, Vicario Regional de las Antillas.

En la carta el Obispado aseguro que en fecha 21 de agosto del 2017, el Obispo en cumplimiento de su deber, procedió a informar a la Nunciatura Apostólica acerca de la existencia de esta denuncia en su Diócesis.

Dijo que lamenta profundamente esta desagradable situación que afecta la reputación, integridad, y el buen nombre de la Iglesia y la Orden Agustiniana.