El pasado 26 de febrero, la Fuerza Aérea de India bombardeó un presunto “campamento terrorista” ubicado en el territorio controlado por Pakistán y, desde entonces, el agravamiento de la relación entre esos dos países con armas nucleares es cada vez más evidente.

Islamabad condenó esa incursión aérea y el ministro de Exteriores de Pakistán, Shah Mahmood Qureshi, advirtió que las Fuerzas Armadas de su país “están preparadas para responder a cualquier agresión de India”.

Esta jornada, el portavoz de las Fuerzas Armadas de Pakistán, Asif Ghafoor, anunció que la Fuerza Aérea de su país derribó dos aeronaves indios dentro del territorio pakistaní y había capturado a uno de sus pilotos.

Su homólogo del Ejército de India confirmó la pérdida de un MiG 21 Bison y la destrucción de una aeronave pakistaní, que habría caído en territorio bajo control de Islamabad.

Este incidente provocó que Pakistán cerrara su espacio aéreo a los vuelos comerciales hasta el próximo 29 de febrero, según precisa Flightradar. India tomó una medida similar, pero ya ha reabierto la mayoría de sus aeropuertos civiles.

Origen del conflicto

El subcontinente indio que hoy en día se divide en Pakistán, India y Bangladés fue colonizado por Reino Unido durante la primera mitad del siglo XIX y su población nunca fue heterogénea desde los puntos de vista étnico ni religioso: en las áreas del centro y del sur la mayoría de los habitantes eran hinduistas, mientras en el norte predominaba el islam.

En 1947, el Gobierno británico terminó su dominio presionado por los movimientos de liberación locales y el territorio se repartió en dos estados, India y Pakistán, conforme a la religión predominante en sus provincias y el deseo de los marajás locales.

Después, se produjeron migraciones de un país a otro y una ola de violencia que terminó con cerca de un millón de vidas. Desde entonces, ambas partes protagonizaron tres guerras y varios conflictos. Con excepción de la contienda de 1971, que terminó con la liberación de Bangladés, todas las disputas se centraron en Cachemira.