Un niño de doce años de edad se encuentra en condiciones críticas tras recibir un balazo en la cabeza, cuando supuestamente se encontraba en casa de una compañera de clases.

El menor, cuyo nombre no ha sido revelado por sus familiares, se encuentra con muerte cerebral en el hospital Moscoso Puello.

De acuerdo a un familiar, que no quiso revelar su nombre, el niño se encontraba en casa de una compañera, a donde acudió a buscar un cuaderno cuando se produjo el hecho.