SANTO DOMINGO.- El ministro de Educación, Andrés Navarro, propuso que el Consejo Económico y Social (CES) sea el escenario base del diálogo y concertación para la formulación de un anteproyecto de nueva Ley de Educación, como un paso determinante para ser coherente con el Pacto Nacional por la Reforma Educativa.

Aseveró que el Ministerio de Educación ha iniciado el proceso formal para lograr la sostenibilidad de la transformación de la educación, para lo cual ya se contrató como facilitador al experto Gregorio Montero, un reputado especialista en administración pública.

Al presentar su informe sobre la marcha de la educación como seguimiento al Pacto Educativo, en el marco de la Octava Asamblea Plenaria del CES, celebrada en su sede de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, recinto Santo Tomás de Aquino, el ministro Navarro dijo, sin embargo, que no pretende que el proceso de discusión se circunscriba a ese espacio, sino que debe abrirse otro escenario con una metodología abierta para la participación de otros sectores que quieran contribuir con el proceso.

Durante la plenaria del CES, encabezada por monseñor Agripino Núñez Collado, y la presencia de representantes de distintos sectores empresariales, sociales, gremiales y del gobierno, Navarro señaló que el propósito es evitar que el proceso se limite sólo al Ministerio de Educación, “sino que sea participativo para que la nueva Ley de Educación sea producto de una amplia concertación y diálogo abierto a la nación, por lo que nos parece que éste es el lugar más adecuado”.

Navarro indicó que como resultado del proceso de concertación se contará con un borrador de proyecto de ley a ser entregado al presidente Danilo Medina para su conocimiento y revisión, y posterior sometimiento al Congreso Nacional. Expuso que el Ministerio de Educación espera desarrollar la ruta de elaboración del anteproyecto en los próximos 10 ó 12 meses desde este CES, de manera que se dé cumplimiento al contenido de la referida pieza jurídico-legal.

Destacó que el Ministerio de Educación encamina un plan de modernización de la gestión administrativa y financiera para garantizar el uso pulcro del 4% del Producto Interno Bruto que se aplica en la educación, así como fortalecer los mecanismos de transparencia.