Moca.- Una joven que tenía tres meses de embarazo de mellizos, residente en Moca narra que su expareja rompió la cerradura de su casa y sin piedad le empezó a propinar fuertes golpes con un pedazo de madera mientras esta dormía.

Ella logra levantarse y se refugia en la casa de una vecina donde logró pasar la noche, en la mañana se levanta con un fuerte dolor y sangrando.

Se dirige a la policía y regresa con seis policías a buscar al hombre, pero este se escondió. Cuando los policías se van, el hombre vuelve de nuevo y le propina más golpes. El resultado fue que perdió el embarazo de los mellizos.

Uno de los bebés lo expulsó en la misma sala de emergencias del centro de salud donde se dirigió y la cabeza del otro, todavía la tiene en su interior, a espera que los médicos le extraigan las partes restantes de la otra criatura.

Ella identifica a su agresor como Endry Hernández Concepción y agrega que los bebés perdidos no son de él, porque ya ella había terminado la relación con este en Noviembre del año pasado.

Los bebés eran de otro hombre a quien ella identificó como Dany y por esta razón su expareja, Endry, la había amenazado con quitarle la vida a los bebés porque no era de él. Así lo prometió y así lo cumplió.

Ella junto a otro familiar piden a las autoridades que hagan justicia, ya que ella se había ido a querellar contra este y no le hicieron caso. Ahora el hombre anda suelto todavía. Asombrosa y lamentable historia.