SANTIAGO. Aunque las autoridades judiciales de esta provincia lo niegan, pariente de internos del Centro de Corrección y Rehabilitación Rafey-Hombres, insisten en que éstos son maltratados en la celda denominada “la Plancha”.

Otilia Peralta, quien declaró al programa de José Gutiérrez, que tiene un hijo ingresado en la Plancha, lleva 33 días tratando de que se lo dejen ver.

“Todos los días voy al recinto penitenciario y lo que me dicen es que tengo que buscar 5 mil pesos para sacar a mi hijo del castigo donde lo tienen”, subrayó la denunciante.

Asimismo, dijo que en la referida celda tienen más de 10 internos, a los cuales supuestamente se les propinan golpes.

“Tenemos que unirnos los familiares de los presos de la Plancha, para que nos lo dejen ver, de lo contrario todo seguirá igual”, comentó Peralta, cuyo pariente está detenido por homicidio.

No obstante, el procurador de la Corte de Apelación del distrito judicial de aquí, Víctor González negó que a los internos se les maltrate físicamente, como se ha denunciado en algunos vídeos puestos a circular en las redes sociales.

Reconoció que la celda denominado de la “Reflexión”, fue concebida para albergar a 3 personas y tiene 14, situación que es irregular y que debe ser corregida.

El centro penitenciario de esta ciudad fue construido en la década de los 80 para albergar entre 450 y 500 personas y su población actual supera las 700 personas.

Dejar respuesta