Dajabón. Más de mil cabezas de ganado vacuno han muerto a causa de la sequía que desde hace semanas afecta la Línea Noroeste.

La denuncia la hizo un grupo de ganaderos afectados que ayer realizaron un levantamiento en las zonas impactadas, dato que también fue confirmado por el Ministerio de Agricultura en Dajabón.

De acuerdo con el ganadero Nelson Taveras, quien encabezó la comisión que se reunió, se han contabilizado 630 animales en Santiago Rodríguez y 482 en Dajabón.

Taveras hizo un llamado al presidente Danilo Medina, al ministro de agricultura y demás autoridades del sector agropecuario y del sistema de servicio de agua, para que acudan en su auxilio, pero con soluciones, a fin de detener las muertes de sus animales.
Élido Pérez, encargado local de Agricultura, dijo que la situación es muy preocupante