Un hombre murió calcinado esta madrugada al incendiarse su vivienda en el barrio San Isidro de esta ciudad.

Modesto Anatalio Tineo, de 64 años, quien se hallaba postrado tras un accidente de tránsito en que se fracturó una pierna, quedó totalmente quemado y su cadáver llevado a la  morgue del Hospital Dr. Pedro Antonio Céspedes.

El incendio ocurrió  a las 4:00 de la madrugada, sin que los vecinos pudieran socorrerlo. Los bomberos llegaron al lugar cuando había pasado la tragedia.

La señora Bileysi Margarita Custodio, madre de 7 hijos de Tineo, explicó a este diario que ella se salvó milagrosamente porque su hijo, Ramón Antonio Tineo Custodio, que vivía en un anexo a la vivienda destruida, pudo sacarla destechando parte de la casa de una vecina.

Culpó de la tragedia a la negligencia de las autoridades de la Empresa de Distribución de Electricidad del Norte (EDENORTE), porque sabían que el contador estaba defectuoso, y no lo cambiaron por uno nuevo.

“Eso vino del lado del contador, porque en tiempo atrás duró como diez días dañado, reclamé a Edenorte y fueron y dizque lo arreglaron, pero de ahí quedó que apagaba y prendía”.

Explicó que entre sueños le dio el olor a goma quemada, sin sospechar que era su propia vivienda la que estaba siendo devorada por un incendio que en breve tiempo redujo todo a escombros: estufa, televisor, muebles, una pasola, y demás utensilios del hogar, a parte de una vida que era lo más valioso

Dejar respuesta