El arzobispo de Santiago, monseñor Freddy Bretón, estimó que este país es muy pequeño y que no aguanta más fraccionamientos.

El religioso se refirió a la propuesta de ley aprobada por el Congreso Nacional que crea el Distrito Municipal de Santiago Oeste con asiento en el barrio de Cienfuegos.

A este respecto,  Bretón manifestó que sus promotores tienen derecho a reclamar, pero le recordó que República Dominicana, como país es muy pequeño y que cuando se mira el mapa lo que se ve es un picadillo.

Se identificó con la posición de empresarios locales, como Félix García, en el sentido de que la provincia de Santiago no recibe los recursos en consonancia con su población y con el aporte que hace al Producto Interno Bruto.

Sin embargo, valoró la iniciativa de los sectores privados en favor del desarrollo de esta provincia y entiende que es un modelo de desarrollo que debe ser imitado en todo el país.

Para el arzobispo, Santiago puede dar cátedra de su desarrollo, porque sus representativos son celosos con su progreso y se preocupan por ello.

Rechaza campaña a destiempo

También abogó por que impere la paz en la clase política y que la campaña no se inicie a destiempo.

El prelado consideró importante prevenir hechos de inseguridad en la campaña como ocurrieron en el pasado.

El arzobispo habló en el programa Comunicación y Vida que conduce en el canal Teleunión de Santiago junto al periodista Apolinar Ramos, director del semanario católico Camino