Es penoso hacer del territorio un picadillo. A mí no me simpatiza eso”, afirmó ayer monseñor Freddy Antonio de Jesús Bretón Martínez, arzobispo metropolitano de la Arquidiócesis de Santiago, al ser consultado sobre el proyecto de ley que propone elevar a la categoría de distrito municipal la sección El Ingenio Abajo, con el nombre del distrito municipal Santiago Oeste y que tendría a Cienfuegos como ciudad cabecera.
La iniciativa legislativa fue sometida ante el Congreso Nacional por la diputada Altagracia Mercedes González, a fin de que la comunidad de Cienfuegos reciba los recursos económicos necesarios para alcanzar su desarrollo.
“Yo muestro en ese tema un poco de perplejidad”, enfatizó el representante de la Iglesia Católica.

Durante su participación en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio Bretón Martínez dijo que no es partidario de la fragmentación del territorio.
“Yo fui párroco de Cienfuegos y es una comunidad que ha crecido”, precisó.
No obstante, manifestó si es para crecimiento y beneficio de la zona y la única forma de lograrlo es segregando el territorio, “entonces estoy de acuerdo también”