SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Monseñor Agripino Núñez Collado consideró este jueves que el principal reto que tienen por delante las autoridades policiales y militares para combatir la delincuencia es el de depurar las filas de la institución del orden.

En ese sentido, consideró urgente que el país tenga tranquilidad.

El religioso se expresó en esos términos al inicio de un taller del Consejo Económico y Social sobre la construcción de consensos.