Alguien dijo que nadie puede entender más a una mujer que otra persona del mismo sexo. En la moda esta idea aplica perfectamente, porque más que un simple atuendo convierten sus piezas en una expresión y estilo de vida. En Estilos seleccionamos algunas historias que representan esta realidad.

Ana+María: De ellas para ellas

Lo encantador de la historia de esta marca no es que sea de superación sino que surge de la complicidad y amor que nace de la familia. Ana Cordero, la madre de Anabella y Jimena ha sabido pasar a sus hijas el legado que entre costuras lleva en un reto de ser para hacer, porque las creaciones que despertaron el interés de público fueron blusas diseñadas y confeccionadas para sus hijas. Sin que tuviera conciencia de ello su sello se creó durante la niñez en un espacio donde su madre y tías cosían en su tienda-taller en Santiago, República Dominicana.

Hoy por hoy, Ana+Maria es sinónimo de mujer, delicadeza, lujo y pasión de generaciones que disfrutan sentarse en una mesa para diseñar, como elemento icónico, sofisticadas, artísticas y atemporales blusas blancas útiles para cualquier edad, bajo un proyecto lanzado en 2007, en Santo Domingo.