El Ministerio de Educación mantiene la suspensión de la docencia en los centros públicos y privados en todo el país mañana, en vista de que las condiciones del tiempo son desfavorables.

El ministro Andrés Navarro manifestó que la decisión fue tomada, respondiendo a la alerta establecida por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), por el paso del huracán María.

“Inmediatamente pase el fenómeno atmosférico, durante las primeras horas este viernes, iniciaremos todo el despliegue de nuestra estructura de asistencia y emergencia en todos los centros que resulten afectados,  para habilitarlos”, dijo el funcionario.

Manifestó que la medida obedece a un protocolo acordado con el COE, con el propósito de garantizar la integridad física de los estudiantes, docentes y el personal administrativo en los planteles escolares.

El funcionario exhortó a la comisión de emergencias del Ministerio de Educación, estar pendiente de las informaciones recibidas de los directores regionales y distritales, así como de las asociaciones de padres, madres y amigos de la escuela (APMAE), con relación a las situaciones que envuelvan a las familias de los estudiantes que viven en zonas vulnerables.

Dijo que la Dirección de Participación Comunitaria recibirá el apoyo de las familias y de un amplio personal voluntario, para el proceso de información, orientación y prevención, además de disponer de la logística necesaria para dar asistencia rápida a las personas afectadas de la comunidad educativa