La Marcha Verde advirtió ayer, desde Nagua, que intereses privados se han aliado al gobierno para impedir que el caso Odebrecht sea el fin de la impunidad en la República Dominicana.

A propósito del nombramiento de uno de los miembros de la comisión de encubrimiento de Punta Catalina como administrador de las plantas a carbón, el movimiento hizo un llamado a todos los trabajadores, comerciantes, empresarios, chiriperos, estudiantes, amas de casa y demás integrantes de la sociedad para que no se dejen engañar.