El dominicano Miguel Ángel Sanó no jugará con los Mellizos en el Día Inaugural. Luego de que la cortada que sufrió en el talón derecho no mejorase como esperaba, el tercer base viajó a Minnesota para someterse a pruebas adiciones en la Clínica Mayo. Sanó se sometió a un procedimiento de desbridamiento de la herida el martes y se espera que permanezca hospitalizado por dos o tres días más mientras la herida es tratada con mayor intensidad.

Los Mellizos no esperan que Sanó pueda comenzar a realizar actividades de béisbol antes de mediados de abril. El presidente del departamento de béisbol del club, Derek Falvey, dijo que siendo realistas Sanó volvería a las Mayores en mayo.

Sanó comenzó a utilizar una bota protectora en el pie derecho el 19 de febrero para mantener la herida limpia y facilitar el proceso de sanación.

El plan original era que utilizara la bota entre siete y 10 días, pero tras ser nuevamente examinado el miércoles pasado el departamento médico del equipo no sintió que Sanó había sanado lo suficiente como para volver a entrenar, según informó MLB.COM.

Sanó sufrió la cortada en la zona del tobillo derecho durante la celebración del título de las Estrellas Orientales en la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana. Un compañero se resbaló y empujó al criollo contra una escalara de metal.