El cantante de origen puertorriqueño Marc Anthony, uno de los más famosos y acaudalados del mercado musical latinoamericano, fue víctima por varios años de un multimillonario robo, del cual él propio artista no se había percatado.

Según informa el portal TMZ, el hurto salió a la luz en los últimos días, luego de que fiscales de la ciudad de Nueva York (EE.UU.) iniciaran una investigación a Kyle Tessiero, un contador que tenía acceso a las cuentas bancarias y a las tarjetas de crédito de Anthony desde el 2007.

Al parecer, Tessiero habría aprovechado al máximo este privilegio, haciendo compras por más de 2,5 millones de dólares entre los años 2009 y 2017 y viviendo una vida de lujo a costa del cantante. De acuerdo con las autoridades, el contable no escatimó en gastos en los últimos cuatro años, lo que provocó que las irregularidades fueran cada vez más notorias.

Finalmente tras una auditoría secreta realizada por asesores del músico, se logró la captura del tesorero en agosto. Tessiero enfrenta cargos por robo en primer grado y podría ser condenado a 25 años de prisión si es declarado culpable.