El ganador del premio Cy Young de la Liga Nacional, Jacob deGrom, quiere escuchar que el mejor lanzador de los Mets de Nueva York tiene un nuevo contrato multianual para el día inaugural de la temporada y el equipo también cree que es una buena decisión.

El nuevo gerente general, Brodie Van Wagenen, quien fue el agente de deGrom antes de cambiar de bando a la mesa de negociaciones el otoño pasado, declaró el martes a los periodistas en el campamento primaveral que “no hay razón para llevar una distracción a la temporada regular”.

Señaló que el equipo continuará las pláticas con deGrom esta primavera y verá a dónde los llevan. Eso deja alrededor de seis semanas para alcanzar un acuerdo antes del partido inaugural de los Mets, contra Washington, el 28 de marzo.

Sin embargo, deGrom, de 30 años, no puede convertirse en agente libre hasta después de la temporada de 2020, así que las partes podrían reabrir las negociaciones la próxima pretemporada.

El mes pasado, los Mets y deGrom acordaron un contrato por un año y 17 millones de dólares para evitar el arbitraje, un incremento de 9,6 millones respecto a su salario en 2018.

Van Wagenen aclaró el martes que estará involucrado en cualquier plática con deGrom sobre un acuerdo a largo plazo. El debutante gerente general dijo que se retiró por sí mismo de las negociaciones del arbitraje del lanzador para evitar un potencial conflicto de intereses.

Los lanzadores y receptores de los Mets sostendrán el jueves su primer entrenamiento formal. Van Wagenen y deGrom están programados para estar disponibles con los periodistas ese día.

“Claramente Jacob es un chico al que valoramos. Claramente es un jugador que esperamos estará con nosotros por un periodo largo de tiempo y tenemos pláticas en desarrollo con él y sus representantes en una variedad de formas, incluido su estado con nosotros en el futuro”, declaró Van Wagenen el mes pasado.

El verano pasado, cuando era agente de deGrom, Van Wagenen insinuó que los Mets deberían considerar canjear a deGrom si no planeaban comprometerse con él a largo plazo.

Tras liderar las mayores con una efectividad de 1,70 en 217 innings el año pasado, deGrom arrasó en la votación para el Cy Young de la Nacional. El dos veces llamado al Juego de Estrellas tuvo foja de 10-9 con 269 ponches en 32 aperturas, recibiendo poco apoyo de un equipo que terminó en el cuarto lugar de su división con marca de 77-85.