El plazo para desalojar el parque nacional Valle Nuevo venció, pero el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó este martes que ha otorgado un período adicional para que algunos agricultores terminen de cosechar sus producciones.

Francisco Domínguez Brito, ministro de Medio Ambiente, comunicó que sería absurdo destruir esas riquezas (cultivos) que ya les falta poco. Agregó que les pidió a algunos campesinos que trabajen con ellos como guardaparques o en viveros con un sueldo de RD$7,500 mensuales.

El ministro aseguró que además les ofreció reparar las viviendas en las que viven, pues la mayoría ocupa unos 15 a 20 metros cuadrados con piso de tierra y sin energía eléctrica.

Domínguez Brito afirmó que a cada vivienda le pueden agregar una habitación extra donde los visitantes puedan hospedarse, y así desarrollar un modo de turismo dentro de las áreas protegidas como en Costa Rica.

En cuanto a los jornaleros haitianos, el ex procurador indicó que no hay solución; han deportado a unos 269, comunicándoles que en las áreas protegidas no habrá agricultura.

Por otro lado están los productores, quienes, según el ministro, son unos 409 que alegan ser campesinos, pero no lo son: “Tienen ingresos y deudas muy altas. Les ofrecimos un tipo de salida pero la actitud no fue la correcta cuando me reuní con ellos”, agregó.

Domínguez Brito aseveró que dichos productores que alegan ser campesinos, llegaron a Valle Nuevo en camionetas y yipetas del año. Puntualizó que hay dos familias que ocupan 200 y 300 metros cuadrados de tierras que lo amenazaron.