LONDRES. Los conservadores de Theresa May ganaron las elecciones británicas de este jueves, según sondeos a pie de urna difundidos al cierre de los colegios electorales, pero perdieron la mayoría absoluta que exigían para negociar el Brexit.

Según el sondeo que comparten las televisiones BBC, Sky e ITV, los conservadores lograron 314 diputados de los 650 (tenían 330), seguidos de los laboristas de Jeremy Corbyn, con 266 (229), el Partido Nacional Escocés 34 (56) y el Partido Liberal Demócrata 14 (9).

De confirmarse estos resultados, May habría sufrido un revés considerable y se verá obligada a pactar para formar gobierno, o negociar acuerdos puntuales, cuando lo que pretendía, al adelantar las elecciones, era afrontar las negociaciones con la Unión Europea con un Parlamento dócil.

En contraste, el líder laborista Jeremy Corbyn, por el que nadie daba mucho, mejoraría los resultados de su predecesor Ed Miliband en 2015 y saldría muy reforzado.

Otros grandes derrotados serían los independentistas escoceses, que pierden 22 diputados de 56 y ven considerablemente debilitada su aspiración a un segundo referéndum de independencia en breve.