La Fundación Corripio y el Ministerio de Cultura galardonaron la noche de este martes al escritor Manuel Matos Moquete quien fue declarado ganador del Premio Nacional de Literatura.

El acto que tuvo como escenario a la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito lo encabezaron el presidente de la Fundación Corripio, el empresario José Luis Corripio y el ministro de cultura, Eduardo Selman.

Previo a la ceremonia, la Orquesta de Cámara, dirigida por el maestro Alberto Rincón, desarrolló un programa musical que incluyó la interpretación del Himno Nacional, el Vals de Santo Domingo del compositor Buyumba Landestoy, orquestado por Bienvenido Bustamante, así como el primer movimiento del Concierto para Chelo y Orquesta en Do mayor de Joseph Haydn.

La propuesta concluyó con el primer movimiento de la Sinfonía No. 40 de Wolfang Amadeus Mozart.

Homenaje

El escritor José Alcántara Almánzar, asesor de la Fundación, inició el acto con las palabras de bienvenida.

“Para los miembros de la Fundación Corripio: su presidente, don José Luis Corripio Estrada, su esposa doña Ana María Alonso de Corripio, su familia toda, los asesores y la administradora de la entidad es un verdadero placer recibirles esta noche en la entrega del Premio Nacional de Literatura otorgado por la fundación, el más alto que se confiere en nuestro país a un hombre o mujer de letras, en la solemnidad de esta sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito, cuyos nombres evocan a dos recordadas figuras del firmamento musical dominicano de todos los tiempo”, señaló el escritor José Alcántara.

Al elogiar la trayectoria de Moquete agregó: “Esta noche celebramos con mucha alegría la entrega del Premio Nacional de Literatura 2019 al escritor y académico Manuel Matos Moquete (1944), quien en buena lid ha resultado ganador entre los candidatos propuestos por distintos jurados, debido a sus atributos en diversas áreas de la creación, la investigación y la crítica literaria, su envidiable formación y excelente dominio del idioma, y a quien la Fundación Corripio congratula por este merecido triunfo. ¡Enhorabuena!”, dijo Alcántara al motivar el premio de Moquete.

El ministro de cultura, Eduardo Selman expresó que se sentía honrado de poder, junto a la Fundación Corripio al intelectual.

“Nos sentimos honrados al participar esta noche como Ministro de Cultura junto a la prestigiosa Fundación Corripio en la entrega del Premio Nacional de Literatura 2019 al destacado autor literario Manuel Matos Moquete. Al ponderar la labor de esta noble institución en su apoyo al arte dominicano sentimos que a veces las palabras no tienen poder suficiente para expresar nuestra admiración y gratitud. Afortunadamente la suma de estos sentimientos de la patria agradecida es el más merecido reconocimiento a su presidente, José Luis Corripio Estrada. Con él me asocio hoy a consagrar el talento y creación literaria de Manuel Matos Moquete, en lo que seguramente será la noche más hermosa de su existencia”, indicó Selman.

Semblanza

El escritor Manuel Núñez leyó la semblanza del galardonado quien resaltó sus aportes.

“Recibir el Premio Nacional de Literatura tiene sus rasgos cabalísticos. Son siempre varios los candidatos que se hallan en las quinielas. Sé de algunos cuya designación se barruntaba, que desde los comienzos de esta tradición entraron en las ternas. Todos consideraban que pronto lo recibirían por decisión unánime. Sin embargo murieron mereciéndolo. Tal el caso de nuestro inolvidable poeta Freddy Gatón Arce. Otro hubo, que, habiéndolo obtenido falleció en una imperiosa intervención quirúrgica y no pudo estar en la solemne ceremonia de entrega. En cualquier caso, para nuestro amigo, Manuel Matos Moquete, el premio le llega en buena hora. Enamorado de la vida, henchido de proyectos, y dando a la estampa cada vez nuevos libros. Hace apenas unos meses echó al ruedo, dos nuevas obras surgidas de su caletre: Narratividad del saber humanístico y Discurso y acción: Manolo, Caamaño y El Moreno. No es, pues, este el premio a un jubilado ni a un piloto que ha entrado en barrena, sino a una realidad viva.

En sus novelas se halla esparcida toda su vida. Le tocó vivir los años postreros de la dictadura de Trujillo y de la Guerra Fría. Años convulsos de cambio y represión. Quizá la mejor definición de aquellos años desgarradores, son los inolvidables versos de Manuel del Cabral “En una esquina está el aire, de rodillas, dos sables analfabetos lo vigilan”, comento Manuel Núñez.

El premio

El presidente de la Fundación Corripio, José Luis Corripio Estrada, y Eduardo Selman, Ministro de Cultura, entregaron el diploma que acreditó a Moquete como Premio Nacional de Literatura 2019 y una dotación de dos millones de pesos.

En un video proyectado, Manuel Matos Moquete hizo un breve recuento de sus aportes a la literatura, sin dejar de lado sus paso por la política. Con más de 30 obras escritas, el intelectual agradeció su elección.

“Este premio lo recibo con mucha humildad. Es un honor que hay que saber llevarlo para ser digno de llevarlo”, refirió al enviar un mensaje de perfección y entrega a la juventud, proclamó Matos Moquete quien agradeció a su familia y amigos.

“Pienso que es un reconocimiento a una vida, a mi paso por la cultura, a las letras a mis d las aulas, a mis diferentes facetas , a un esfuerzo tesonero durante muchos años. Pienso que el premio recoge ese espíritu. Me dedique a la literatura con pasión, una manera de aportar a la sociedad que le da sentido a nuestra vida y si nos reconocen es mucho mejor”, explicó el narrador de una prolífica trayectoria.

Manuel Matos recordó que el ser humano vive en constante perfeccionamiento a pesar de la catástrofe. “La tecnología y la ciencia son variantes. Veo los cambios y tengo mucha confianza en el desarrollo de las sociedades. Tenemos naturalmente que llevar orientación para llegar a un punto determinado”.