Un teniente y un cabo de la Policía fueron muertos esta madrugada en San José de Ocoa cuando realizaban un reten en busca de varios hombres que supuestamente habían realizado un secuestro en Baní.

El primer teniente Johnny Arias Cabrera, perteneciente al destacamento del Distrito de Sabana Larga de Ocoa, y el cabo D Oleo Paredes.

El tiroteo donde cayeron muertos el oficial y el cabo ocurrió a las 3:00 de la madrugada.

Los cadáveres de ambos se encuentran en la morgue del Hospital San josé para los fines correspondientes, en tanto las autoridades investigan el hecho.